jueves, 15 de abril de 2010

Los sentimientos más comunes que se generan en una víctima de malos tratos crónicos

Las víctimas del maltrato crónico suelen compartir un discurso similar donde predomina la sensación de “drama”, "fracaso" y de “culpa”, mucha culpa, por todo lo que sucede. Creen que el maltrato es algo natural, que así debe ser la vida y que no hay otra forma. Muchas víctimas tratan de encontrar un motivo por el cual son golpeadas, insultadas, humilladas,... y entonces aparecen frases como: “algo debo haber hecho mal para que esto ocurra”, “me lo merezco”, “es mi destino”, “yo lo elegí”, etc.

No se sienten merecedoras de afecto, viven en un permanente estado de sometimiento y son incapaces de reaccionar o de tener una respuesta favorable ante el ataque.

Tienen mucha vergüenza y miedo. Suelen minimizar la violencia con frases como “no es tan grave”, “total no me pega siempre”, “solo me dio una cachetada”.

La mayoría de estas mujeres creen y albergan la esperanza de que su pareja, con su ayuda, su cariño y su amor “algún día cambiará y volverán a ser felices”.

La mayoría de las víctimas no están preparadas para enfrentarse a sus parejas y cortar con la violencia, ya sea por miedo a las represalias con ella o con los hijos, por dependencia económica, por no tener un lugar adónde ir, por creencia de que el maltrato va a terminarse solo, por creencia de que el maltrato es por su culpa, o simplemente, porque no se dan cuenta de que están siendo maltratadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada